Ciclo Vital de la Marihuana

Las semillas de Cannabis necesitan básicamente agua, calor y aire para germinar. En un lugar húmedo, oscuro y con una temperatura entre los 21 y 32 grados centígrados las semillas germinan correctamente en un periodo de 2 a 10 días, normalmente están listas para ser plantadas a partir de los 3 días.

Germinación

Durante la fase de germinación, las condiciones adecuadas activan las hormonas presentes en el interior de las semillas provocando que unos días después se rompa la resistente cascara que cubre el interior de las semillas y emerja una pequeña y delicada raíz blanca.

Desarrollo de la plántula

Una vez plantada la semilla germinada en un buen sustrato, la raíz de la planta crece hacia abajo y se ramifica de forma similar a lo que ocurre con el tallo de la planta por encima del suelo. Las raíces absorben agua y los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo de la plántula, además las raíces son el anclaje de la planta en el medio de cultivo.

Las variedades de Cannabis Indica, Rudelaris e Híbridos(Sativa/Indica) necesitan entre 16 y 24 horas de iluminación al día para mantener un crecimiento fuerte y sano.

Periodo Vegetativo

El periodo vegetativo es la fase de desarrollo de la planta donde las energías están concentradas en la producción de hojas y tallos, ramificando y creciendo verticalmente. En teoría el periodo vegetativo se puede sostener indefinidamente si se proporcionan más de 16 horas de iluminación a una planta de cannabis Sativa o Indica, con las Rudelaris o Autoflorecientes no es posible prologar el periodo vegetativo más de unas pocas semanas porque genéticamente están programadas para florecer automáticamente. Para formar plantas fuertes y vigorosas, es necesario contar con un sustrato rico en nutrientes orgánicos y buen drenaje, un sistema de raíces fuerte y sin limitaciones es clave para que la planta absorba la suficiente agua y nutrientes para dar paso a la etapa de floración.

Prefloración

Las plantas de Cannabis comienzan a mostrar preflores generalmente a partir de la séptima semana desde la germinación de las semillas. Por lo general las plantas son macho o hembra, cada sexo tiene sus flores distintivas, las plantas hembra desarrollan pistilos que se asemejan a pequeños pelos blancos y los machos desarrollan estambres que se asemejan a pequeños sacos en forma de banano y color verde.

Los cultivadores retiran y destruyen las plantas macho porque producen bajos niveles de THC, por el contrario, se seleccionan las plantas hembra para florecer ya que producen abundantes cantidades de pesadas flores cargadas de Cannabinoides.

Floración

Al iniciar la floración las acciones y el desarrollo de la planta cambian, el desarrollo del follaje se minimiza y se comienzan a formar flores que van aumentando su tamaño, peso y cantidad de resina poco a poco. Un correcto desarrollo durante el periodo vegetativo es clave para tener una planta fuerte y sana durante la floración y de esta manera obtener una abundante cosecha.

Durante la etapa de floración las Plantas de Cannabis Sativa e Indica requieren de 12 horas de iluminación y 12 horas de oscuridad total, la interrupción de este régimen lumínico provocaría estrés a la planta disminuyendo la cosecha final.

Si se han eliminado correctamente las plantas macho crecerán grandes flores femeninas sin semillas, si por el contario los machos polinizan las hembras las plantas concentraran su energía en el proceso de reproducción formando abundantes cantidades de semillas y el tamaño de las flores será menor. Para los cultivadores es adecuado usar semillas Feminizadas ya que solo producen plantas hembra y de esta manera evitamos tener que eliminar plantas macho en la prefloración. Las flores de cannabis femeninas sin polinizar continúan creciendo y produciendo grandes cantidades de resina cargada de THC y los demás Cannabinoides hasta alcanzar su alcanzar su madures y tiempo de cosecha.

Cosecha

La recompensa a todo el esfuerzo hecho en los meses anteriores a beneficio de nuestras plantas se ve reflejada en una cosecha sana y abundante. Se debe cosechar en el correcto punto de madures que es comprendido por 5 días aproximadamente. La mayoría de los cultivadores retiran las hojas grandes que no contienen resina para de esta forma facilitar el secado de las flores cargadas de resina.